¿Biotecnología? ¿En qué vas a trabajar?

Toda persona que elige la biotecnología como profesión, se ha topado con esta frase al menos una vez durante su trayectoria, ya sea profesional o académica. A pesar de que la biotecnología tiene muchas y muy diversas aplicaciones, muchas veces los comentarios o creencias de quienes no se han involucrado en el ámbito científico influyen sobre la perspectiva general hacia esta ciencia.




Lamentablemente, en la actualidad la población no ve a la biotecnología como la respuesta inmediata a sus problemas, disminuyendo tanto el interés de los jóvenes para estudiar esta carrera como las oportunidades laborales de quienes se gradúan como biotecnólogos, creando una perspectiva de gran incertidumbre para un recién egresado.

Si bien no es imposible encontrar oportunidades laborales, en muchas ocasiones existen limitantes para algunas áreas de aplicación específicas, por lo que surge la siguiente pregunta: ¿tenemos que limitarnos a lo que se ofrece en el mercado laboral?


Dado el panorama de los problemas a los que nos enfrentamos, algunos biotecnólogos han decidido romper con el esquema tradicional del campo laboral y optar por el emprendimiento, buscando visibilizar importantes retos de la sociedad y creando startups con soluciones de base biotecnológica; iniciando con pequeñas empresas, que incluso se han convertido en grandes referentes de la biotecnología moderna.



Ginkgo Bioworks, empresa de base biotecnológica de alcance internacional.



¿Emprender o no emprender?


En la perspectiva general global, en la que el crecimiento científico y tecnológico está creciendo de forma muy acelerada, el emprendimiento se presenta como una alternativa atractiva y favorable para todos aquellos que se encuentran en esta situación, no solo impulsando a más biotecnólogos a emprender sino también impulsando esta industria con la creación de nuevas empresas y nuevas ofertas laborales para los científicos.



¿no encuentras tu oportunidad ideal? ¡créala tú mismo!



Las oportunidades para innovar no solo se encuentran generando soluciones directas a problemas, sino también brindando productos o servicios que se requieren para la creación e implementación de la tecnología en sus diferentes niveles de la cadena de manufactura.


Por ejemplo, si decides empezar tu laboratorio para la producción de pigmentos producidos por bacterias, ¿dónde obtendrías tus biorreactores y la maquinaría necesaria?, ¿necesitarías diseños personalizados?, ó, ¿necesitarías un software de bioinformatica para el diseño genético?, ¿de dónde vienen tus cepas usadas en la fermentación?, ¿de dónde viene el ADN que usarás si las modificas genéticamente?


Muchas portunidades de innovación aparecen cuando conocemos la cadena productiva de la manufactura biológica.



miChroma, startup productora de pigmentos fúngicos que reemplazan a los sintéticos.



Crear soluciones es un esfuerzo conjunto, una gran respuesta a un problema está constituida por todas las pequeñas soluciones que se acumulan.


Aventurarse en este camino se dice fácil, aunque es necesario decir que es un camino lleno de obstáculos, en el que la innovación puede pasar a segundo plano hablando en términos de administración, marketing y economía. En esto radica la importancia de los equipos multidisciplinarios, y la versatilidad de las aplicaciones y alcances de la biotecnología.


Para facilitar el camino de los emprendimiento de base biotecnológica han nacido programas para acelerar el desarrollo de las startups, tales como Y combinator, Petri, IndieBio y GRIDx, así como espacios y eventos promotores del bioemprendimiento como Biolaunch.



Biolaunch es un grupo de profesionales y emprendedores que busca promover el emprendimiento a través de la biotecnología de la región.



Este tipo de programas y cambios en la industria permitirá generar nuevas oportunidades de investigación, innovación y desarrollo, ampliando las posibilidades de un biotecnólogo día con día.


Aún así, para quienes decidan no emprender, siempre existe la posibilidad de encontrar nuevas formas de innovar en el ámbito científico, pues hoy más que nunca es necesaria la interseccionalidad de la ciencia, incursionando en otras áreas como política, educación, divulgación, negocios, arte, entre muchas otras. Algunos ejemplos de esto son Allbiotech, Labgeek, Bioemprendiendo, Bionovation y Sinestesia, respectivamente.



Conoce cómo Scintia, una startup mexicana, está innovando en la educación y el desarrollo científico.



1,191 vistas

© Scintia 2020. Todos los derechos reservados.