• Equipo Scintia

5 formas en las que la biología sintética está cambiando el mundo

La biología sintética está a la vanguardia en el desarrollo tecnológico y los avances científicos en distintos campos, entre los que se incluyen salud, cuidado del medio ambiente, producción de materias primas para la industria, ciencia de materiales, alimentos y energía.


Las investigaciones y empresas que cada día adaptan más métodos de biología sintética, demuestran que hay una gran cantidad de nuevos mercados en los que esta tecnología puede tener un gran impacto. A continuación te mostramos sólo algunos ejemplos de lo que ya se está haciendo:


1. Revolucionando la medicina


Así como hace casi 100 años los antibióticos cambiaron totalmente el panorama de la salud y las enfermedades en el mundo, la biología sintética promete una revolución aún más grande. En la cada día se pueden inventar nuevos medicamentos, dispositivos médicos, terapias y diagnósticos. Todo en paquetes personalizados para cada individuo.


Un logro ejemplar de la biología sintética en el campo de la salud sucedió hace apenas 5 años, con la producción de la artemisinina, un medicamento ampliamente usado contra la malaria, en una maquinaria celular de bacteria.

La producción de medicamentos y dispositivos usando biología sintética cambiará la medicina para siempre.

Otras compañías están usando diferentes tecnologías, incluyendo edición genética mediante CRISPR, para producir desde nuevos aminoácidos hasta proteínas; así como métodos de diagnóstico preventivos y mucho más accesibles que los usados tradicionalmente. Varias de estas empresas, como Precision Biosciences o Beam Therapeutics, han logrado pasar ya la etapa de investigación y se encuentran en etapas de ensayos clínicos, lo que los acerca cada vez más a los pacientes finales.


2. Innovando en la industria


Se espera que uno de los grandes impactos de la biología sintética sea en la producción de materia prima para todo tipo de industrias; con los objetivos de estandarizar los procesos, acelerar la producción y disminuir de manera significativa el impacto ambiental.


Por ejemplo, la industria textil, la cual es una de las más contaminantes está buscando alternativas en empresas como PILI. Los colores y pigmentos que se usan normalmente para la ropa provienen del petróleo, lo que los hace altamente contaminantes; en cambio, usando la biología sintética se logran manufacturar colorantes y pigmentos a partir de fábricas celulares.


Los colorantes y pigmentos para la industria textil son contaminantes. Las fábricas celulares están a punto de cambiar esa realidad.

De la misma manera, muchas otras industrias dependen de la producción de compuestos químicos básicos, para los cuales se están creando nuevos métodos de síntesis a partir de fuentes renovables, por ejemplo, el uso de metano como fuente para generar distintos químicos. Algunos productos biosintetizados ya se encuentran en el mercado como ácido malónico para industria farmacéutica y electrónica o BDO para producción de plásticos.

3. Transformando nuestra alimentación


Por siglos nos hemos alimentado de la misma manera generando nuestros alimentos en granjas; pero eso está a punto de cambiar. La nueva agricultura celular tiene el objetivo de producir proteínas animales sin usar a los animales. La biología sintética es la herramienta que se está usando para producir tanto proteínas, como grasas y hasta tejidos cultivados en laboratorio como alternativa a los productos de animales.


Compañías como Clara producen huevos sin gallinas, o Impossible Foods creó una hamburguesa sin el uso de animales, que se ha vuelto famosa por su increíble sabor. La meta de agricultura celular es producir alimentos que sean más amigables con el ambiente, pero aún más, se busca incluso mejorar el sabor o controlar otras propiedades como la cantidad de proteína y colesterol para que sean alimentos cada vez más saludables.


4. Creando nuevos materiales


Cada día usamos cientos de materiales que provienen de fuentes no renovables y que son difíciles de degradar como telas, fibras o plásticos. La biología sintética está ofreciendo alternativas tanto para la producción de nuevos materiales como para la degradación de materiales que tienen un gran impacto ambiental en la actualidad.


Una de las compañías más representativas de la nueva ola de empresas en biología sintética es Bolt Threads; que ha creado fibras biodegradables con las mismas características de la seda de araña y el cuero animal utilizando fermentación y sin el uso de un solo animal.


Mylo. El cuero creado por Bolt Threads usando micelio, en lugar de piel de animales.

5. Renovando nuestras fuentes de energía


La industria energética es una de las más grandes a nivel mundial pero el costo para mantenerla es muy alto para el planeta. Las compañías de biología sintética en esta categoría están transformando la forma en la que producimos energía a partir de fuentes renovables tomando los desechos actuales y convirtiéndolos en una fuente constante de energía.


Compañías como LanzaTech o Joule Biotechnologies han desarrollado tecnologías disruptivas que permiten a los microorganismos transformar desechos y elementos naturales directamente en combustibles, y a una escala que puede competir directamente con los combustibles fósiles a los que estamos acostumbrados.

Combustible verde creado a partir de luz solar, por Joule Biotechnologies.

No hay duda que la biología sintética es una de las tecnologías que cambiará totalmente la forma en la que vivimos. ¿Estás listo para participar en la revolución?


Suscríbete a nuestra Newsletter y escríbenos a contacto@scintia.com con tus ideas para cambiar el mundo.