Educación Científica ¿Para qué?

Muchas personas piensan que para hacer ciencia es necesario ser un experto, tener un laboratorio y muchos años de experiencia, que es un trabajo y nada más. En realidad, la ciencia está en nuestra vida diaria y la presenciamos todos los días: en la naturaleza cuando ves una planta crecer, en el pan con yoghurt que degustas en familia, incluso en la ropa que vistes. A la ciencia la vivimos.


Por eso, es necesario enseñar y recordarle al mundo todo lo que ofrece la ciencia, mostrarles que es divertida, fascinante y que está al alcance de todos. Por medio de la educación científica se puede incentivar a niños o adultos, para que sientan esa chispa de curiosidad que los lleva a un futuro lleno de investigación.


La única manera de asegurarnos que nuevas mentes y generaciones entren en este camino, es promoviendo e inspirando a que lo sigan. Muchas personas tienen esta pasión de llevar ciencia a la sociedad, tal es el caso de Alondra Fraustro y Heber Torres, con quienes tuvimos la oportunidad de conversar y conocer más sobre lo que implica la educación científica.


“La ciencia no solamente es escribir artículos, va mucho más allá y es poder compartirla con los demás” -Alondra Fraustro, fundadora de Ciencia Mágica y ganadora del premio Héroes de la Tierra de la ONU en 2020


Uno de los principales temas tratados fue referente a que para animar e inculcar esta cultura científica es muy importante cómo se hace, porque eso determina si las personas se sienten o no atraídas por el tema. Debido a esto, es necesario utilizar técnicas novedosas, enseñar por medio de juegos, actividades y prácticas, que son fundamentales para una mejor enseñanza STEAM. Todo con el fin de hacer la ciencia llamativa para todos.


“Al dedicarme a la educación científica puedo relacionar lo que me gusta, con algo que soy bueno haciendo” -Heber Torres, director de programas educativos de Scintia y creador de distintos talleres de ciencia para jóvenes


En esta época donde la tecnología nos permite el acceso a una gran cantidad de información, las redes sociales son una gran herramienta que los divulgadores utilizan para compartir sus conocimientos de una manera fácil y entretenida, como son Ciencia Mágica, CDIB, Microbios, Fungi Cosas, Bacilo Científico y muchos más. Todos llaman la atención a un mundo que muchos desconocen, llevando ciencia a nuevos ojos.


Al enseñar esta cultura a los jóvenes, se está formando una mejor sociedad, no solo dentro de la comunidad científica, sino en general. Lleno de personas críticas, que duden e investiguen, que compartan sus conocimientos y ofrezcan algo nuevo a las generaciones por venir.


La ciencia no solo es para los científicos, la ciencia es para todos


Michelle Santillán

Autora

225 vistas