• Equipo Scintia

Cómo preparar los mejores experimentos escolares

La ciencia suele verse como un proceso cuadrado y aburrido, y si bien es cierto que se encarga de estudiar hechos y datos; también se trata de descubrir el mundo, de imaginar nuevas soluciones a problemas y de hacer realidad ideas que antes no se creían posibles.


Los experimentos son una gran herramienta para lograr que los estudiantes se interesen por la ciencia, aún si en el salón de clases se muestran indiferentes hacia los conceptos; y es que a través de la experimentación se promueve en los estudiantes el descubrimiento y al aprendizaje activo. Descubrir nuevas ideas y generar conocimiento es algo que el maestro no le puede dar a los estudiantes, éste es un proceso que ellos deben hacer solos.


Los experimentos son una gran herramienta para lograr que los estudiantes se interesen por la ciencia.

A través de experimentos científicos, que pueden ir de los más sencillos a los más complejos, hay un involucramiento de los alumnos como agentes activos e incluso proactivos si se les da mayor libertad para que ellos mismos propongan temas de estudio.


Los experimentos:

  • Fomentan la curiosidad y la creatividad de los participantes

  • La participación de los estudiantes es activa

  • Promueven el trabajo en equipo y la comunicación

  • Generan pensamiento crítico

  • Ofrecen la posibilidad de complementar diferentes disciplinas a través del trabajo por proyectos

Al experimentar, en lugar de memorizar los estudiantes estarán entendiendo el mundo a su alrededor y generando sus propias hipótesis de cómo funcionan las cosas. Y si además, se les permite hacer preguntas y probar diferentes alternativas para resolver problemas, lograrán entender lo que funciona y lo que no, al mismo tiempo que aplican los conceptos aprendidos en clase.


A pesar de los beneficios de la experimentación; en la práctica, implementar y transformar las clases no siempre es un trabajo sencillo para los maestros. Es un reto que puede tener varios obstáculos, especialmente si un maestro no ha realizado este tipo de experiencias antes. Por eso te compartimos algunos tips para hacer que tus experimentos escolares sean exitosos:

  • Procura que los estudiantes se mantengan siempre activos, ya sea generando datos o realizando observaciones constantes

  • Permite que los estudiantes analicen los datos o los modelos por sí mismos, sin importar cuántas veces se equivoquen

  • Haz preguntas a los estudiantes y dales la oportunidad de probar diferentes alternativas de respuestas, e incluso comparar con otros compañeros

  • Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre ellos de forma respetuosa

  • Promueve que generen estrategias y que utilicen los conceptos aprendidos en clase para obtener el resultado

  • Antes de iniciar el experimento, déjalos hacer predicciones o hipótesis de cuáles pueden ser los resultados

  • Al terminar el experimento, comparen sus resultados experimentales con la teoría y confirmen si ésta es correcta

A medida que los estudiantes se acostumbran a realizar experimentos para aprender conceptos de ciencia, se requerirá aumentar la complejidad de los mismos. Al invertir en equipo de laboratorio de calidad, las escuelas pueden proveer herramientas efectivas para fomentar el aprendizaje activo y constructivo de los estudiantes.


¿Estás listo para llevar nuevas herramientas de aprendizaje a tu escuela? Regístrate aquí. Tú podrías estar enseñando a la próxima generación de científicos.