Biosíntesis para potencializar la industria de cannabis


El mercado de cannabis está creciendo rápidamente alrededor del mundo. Cada vez hay más interés en usar compuestos provenientes de la planta en salud, cosmética, alimentos, e incluso en la industria de la construcción.


Sin embargo, los espacios necesarios para cultivar la planta son limitados, y hacer la extracción de los cannabinoides puede ser caro y tardado. Es por eso que se buscan propuestas alternativas que logren satisfacer la creciente demanda.

La cannabis se está posicionando como un ingrediente básico en las industrias de salud, cosmética y alimentos.

La biología sintética parece ser la solución. Recientemente un equipo de la universidad de California demostró que es posible producir varios cannabinoides en células de levadura, sin la necesidad de la planta. Este proceso es conocido como biosíntesis. Para lograr obtener los compuestos de interés se utilizaron los genes de la planta que producen los cannabinoides naturalmente y se transfirieron a la levadura típica que se usa para la fermentación de cerveza y otras bebidas.


Se eligió la levadura porque es un organismo ampliamente estudiado y que ya ha sido modificado genéticamente para producir otros compuestos de interés médico. En este caso se logró producir CBD (el compuesto que ha generado mayor interés por su potencial en la industria de la salud), THC (el compuesto psicoactivo) y otros tantos cannabinoides que de forma natural se encuentran en proporciones muy pequeñas y por lo tanto, son muy difíciles de aislar.

En el sector salud, la cannabis medicinal tiene un gran potencial para el tratamiento de trastornos mentales, enfermedades neurodegenerativas y autoinmunes, terapias para el dolor e incluso como coadyuvante de otros medicamentos para cáncer. De igual manera, en la industria cosmética se proyecta que será uno de los ingredientes más usados en los próximos años; en donde estará presente en cremas, productos para el cabello y maquillaje.

Es por eso que cada vez más empresas están buscando producir los cannabinoides en tiempos más cortos y a precios cada vez más bajos usando métodos de biosíntesis. Empresas como la canadiense Hyasynth, y las estadounidenses Librede, Amyris y Ginkgo Bioworks están en la carrera por ser las primeras en llegar al mercado con compuestos producidos por biosíntesis.


El mercado de cannabis a nivel mundial dependerá de quién pueda producir los cannabinoides de forma segura, eficiente y constante en los próximos años. El premio es millonario y al parecer la carrera será dominada por los biólogos sintéticos.


¿Quieres recibir más noticias sobre cómo la biología sintética está cambiando el futuro de la industria? Suscríbete a nuestro Newsletter.

83 vistas

© Scintia 2020. Todos los derechos reservados.